Enferma

Hay cicatrices que son una hoja arrancada.

Estoy enferma de tristeza. Me diagnosticó el espejo esta mañana, cuando me regresó una mirada sin ojos y la sonrisa despostillada.

Había notado algunos síntomas, como dejar sueños y plumas en la almohada al despertar; o tener cada día los pies más borrosos.

También se me habían estado levantando algunas ilusiones de la piel, pero dejé pasar todos los síntomas. Quizá ahora, ya no es sólo enfermedad, sino desahucio.

Quizá ya no haya cura en una taza de café, o quizá ya no haya historia que contar que me devuelva la tinta a las venas.

Advertisements
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: