Archive for June, 2011

Arrancándote

Me amarraré las manos hasta que olviden escribir tu nombre, ataré mis pies hasta que no recuerden el camino hacia ti. Sujetaré mis dedos con los nudos de las historias que me contaste.

Voy a oprimir mi existencia entre las ausencias que no han dejado espacio para más. Me beberé el mar para no pronunciarte.

Te apagaré de mi mirada, te olvidaré de mis pupilas, te arañaré fuera de mi piel. Desanudaré tus besos de mi lengua.

Me volveré olvido. Borraré junio de mis calendarios y viviré años de 11 meses.

Me vestiré de bruma para que no vuelvas a pensarme y te prohibiré de mis sueños.

Te arrancaré de mí y olvidaré que existió un nosotros.

Hoy te niego la presencia en mí.

Advertisements

Un nosotros sin ti

Otra lluvia de tweets:

 

Se mis pausas, mis comas, mis paréntesis, mis comillas, mis puntos suspensivos, nunca punto final

 

Eres mi único personaje al que no le cambiaría el nombre

 

Ser un acertijo resuelto por ti

 

Voy a atar tu recuerdo en filigrana

 

Considérate en mi lista de pendientes

 

Entre los nudos de mi cabello, tu nombre amarrado

 

Refúgiate en la curva de mi cuello

 

Con un poco de nuestra historia bajo las uñas

 

Tropieza dentro de mi piel

 

Piérdete en el laberinto de mis lunares

 

Arrúllate en la cadencia de mis caderas

 

Vamos haciendo un amasijo de “quizás” y nos pegamos en ellos

 

Voy a hacer un atado de soledades para decorar mi buró

 

Aferrada a un recuerdo imaginario

 

Te veo en todas las figuras de mi caleidoscopio

 

Voy a nombrarte tres veces, a ver si te vuelves real

Deseo

Verano me gusta para que me levantes la falda.

Para que te acurruques en la curva de mi cuello y me susurres con el aire, para resguardarnos de la lluvia entre nuestras piernas. Para que me tomes la mano de una vez por todas y me lleves por los caminos de Junio.

Para que un domingo nos sorprenda la lluvia y nos escondamos en los rincones de nuestro cuerpo.

Se me antoja que me mojes en agosto, que seas viento y alborotes mi cabello, que te me enredes en los pliegues de mi piel caliente por el sol.

Verano se me antoja para que me lleves a la playa, para que seas mar y humedezcas los dedos de mis pies.

Para que me lluevas en las noches pegajosas.

Verano se me antoja para sólo existir contigo.