Archive for January, 2010

2010

El 2010 me ha alcanzado con aroma a viejo. Me he llenado de sensaciones pasadas.

Desperté y de nuevo sentí ese miedo de  no saber donde estoy, esa solead infinita, esa voz que nadie escuchó.

Y mi nariz se llenó de ayer, de gardenias camino a la escuela; de jabón neutro, de perfumes talcosos y penetrantes; de tías de besos rojos pegajosos; de la nariz fría de las madrugadas; del murmullo de mis padres, de la música de cri-cri, del aroma a café y el susurro de la cafetera.

Me llegó un 2010 con más ayeres que mañanas.