Archive for July, 2009

Extrañando

A veces me extraño, por que no sé si lo que veo en el espejo es lo que soy, si lo que siento, lo que sueño, o lo que he ido dejando por el camino.

Me extraño, porque no quiero ser esto que pienso hoy. Por que no quiero regresar en el péndulo de un reloj descompuesto, pero me gustaría encontrar el momento en que mi luna se hizo sol. En que amaneció una parte de mí que dio el crepúsculo en otra.

Extraño mi risa, mis caricias, extraño el coquetearme y el invitarme a salir.

Extraño mis sueños locos, y mi corazón acelerado en carrera por un momento de pasión disfrazado de amor. O de amor, pretendiendo pasión.

Mis conversaciones ajenas al mundo, ajenas a los oídos de los demás.

Extraño el sentirme, ilusionada, ignorada, emocionada, enamorada… extraño los cuentos de hadas, la filosofía, el arte, la lectura, la fotografía, las exposiciones y todos los lugares a los que me llevaba de la mano de la aventura.

Extraño las mariposas.

Extraño la noche.

Me extraño y no me encuentro. Rebusco entre los pliegues de mis parpados, entre el tic tac de mi tiempo, entre las líneas de mi diario, en el camino surcado por mis lágrimas, en los personajes de mis cuentos, en frases prestadas, en un cigarrillo (o dos), en el fondo de un vaso (o botella), en mis labios, en los tuyos, en los de otro, en mi cama… en la de otros.

Y si con mis uñas tijereo mi alma, hasta desgarrar el núcleo y encontrarme ahí… quizá envuelta en la bruma que un espejismo me causó. Quizá adormecida por los días sin mí, embriagada en sueños ajenos… y buscando entre los restos uno que sea mío.

Advertisements