Archive for May, 2005

Historia de amor

 

Podría contar una historia de amor, pero ¿no han sido escritas ya suficientes? Con héroes en caballos, autos, motocicletas, barcos o que caminando cruzan desiertos para llegar a la amada. Podría contar una historia de aquellas donde alguien muere, y el amor tiene que engrandecerse más allá del infinito para alcanzar en la eternidad el objeto del amor.  O podría ser de lágrimas y desdenes, en una espera anacrónica  entretejiendo canas con la música del viento.

Podría contar una historia de amor que intentará perdurar más allá que mi cuerpo en esta tierra, con cien páginas de dudas y cien más de persecución, otras cien más de dulzura y diez en un final inesperado.

Podría hacerlo… sentarme al escritorio, nombrar a mis personajes, dibujarles un alma, colorearles un mundo.  O podría ponerme un par de zapatos y salir a vivir mi propia historia, sin héroes, sin muerte, sin enemigo… viviendo y amando como persona normal.

Advertisements

Soñando realidad

¿Acaso han sido tus manos trazando el contorno de mi rostro

o la lluvia marcando mi cuerpo bajo tu mirada embelesada?

Sería eso o quizá solo el efecto de una noche sin control.

 

Tal vez las luciérnagas han embriagado la contemplación del espacio

De manera que anonadado acaricias una ilusión.

 

¿Será que has visto lo que tu imaginación ha dictado?

¿O será que existo en verdad?

¿Puedes en tus hombros cargar un sueño tan grande?

El tuyo y el mío. ¿O podemos vivirlo los dos?

¿Podemos derribar la muralla con un susurro?

¿Y viajar a través de un suspiro?

 

Tal vez esa noche de ensueño, ha sido el big bang de un nuevo universo

Creado para ti y para mí.

 

Tal vez existimos, tú en mis brazos, yo en los tuyos.

Unidos con el corazón.

 

 

 

 

Realidad

 

Me voy a morir de amor.

Me voy a morir por el ayer perdido y por el mañana que no encuentro.

De vacío.

De espacios sin nombre. De pegasos que han perdido sus alas.

De sirenas en dos pies.

De hadas que lavan y planchan ajeno.

Me voy a morir de realidad.

Muriendo

 

Cada día mi vida me acerca más a la muerte,

Cada decisión me aleja más de la vida.

Mis lágrimas van trazando el camino que recorro

Y que no quiero recordar jamás.

 

Cada sueño es una rosa seca que se resquebraja en mis manos.

La he guardado por tanto tiempo que hoy ya no sirve de nada.

 

Mi cielo se cubre de estrellas fugaces

que se apagan,

La oscuridad me empuja al vacío.

 

Preparo la efeméride que adornará mi lápida,

La tormenta de mis ojos no cesa,

mi alma se agita y espero por ti,

Te entrego mi vida, ven por ella.

  

 

Recuerdos

 

Todos tenemos recuerdos que nos duelen, nombres que nos lastiman, canciones que en los primeros acordes provocan un salto en nuestros corazones y nos provocan un sin fin de sentimientos.

Encontramos de repente momentos en lugares olvidados. Cartas en el fondo de un baúl que llegan a arrancarnos lágrimas de la misma manera en que antaño hacían. 

Nos vamos llenando de objetos con un significado, de canciones que nos dicen algo, de fechas importantes, de palabras clave y melancolía.

Hay días que necesitamos renovar nuestro espacio pues cada esquina nos susurra una herida sin cura alguna.

Llevamos en nosotros dolores, heridas, sin sabores que nos consumen y nos hacen ser.

Y aún con el paso del tiempo, duele.

Te prohíbo

 

 

Te prohíbo olvidarme,

Me resisto a ser una foto más en el desván,

Un recuerdo más en el pasado,

Un ayer o un suspiro contenido.

 

Me niego a soltar tu pensamiento al dormir,

Y a mi ausencia en tus sueños.

 

Te prohíbo esos pasos sin mi recuerdo

Y la tranquilidad al oírme nombrar.

Me resisto a extinguirme de ti.